Síguenos en  

Noticias

Índice noticias

Plantación contra la sequía en Elche

2018-04-15

En unos meses los mercados volverán a ofrecer en sus puestos de fruta y verdura una de las joyas del Camp d'Elx. Se trata del melón de Carrizales, un producto de alta calidad que se cosecha en elparque agrario de la zona baja del término municipal ilicitano tratando de velar al máximo por el medio ambiente. Tanto es así que este año los productores se han agrupado para optimizar, más aún, el uso del agua, y van a plantar de forma conjunta en los mismos terrenos.

La sequía ha hecho a los agricultores de Carrizales tomar la decisión de plantar de forma conjunta para aprovechar mejor el agua que reciben. En este sentido, el portavoz de Carrizales, Juan Miguel Montaner, explica que «la situación de sequía ha frenado a los agricultores y no ha sido posible incluir nuevos productores, ya que el objetivo ha sido garantizar el suministro para los productores actuales».

Este año la producción de los agricultores que participan en la cooperativa se agrupa en una extensión de unas 15 hectáreas. También está previsto que planten la Universidad Miguel Hernández (UMH) y la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse). Para los agricultores contar con la presencia de los ecologistas y la Universidad de Elche en el campo ilicitano da un valor añadido a la producción, que destaca por tratar de respetar el medio ambiente.

Además este año el Ministerio de Agricultura financia el trabajo que está realizando un técnico en la zona para velar por la conservación del medio ambiente, y que durante todo el proceso del cultivo se utilicen métodos respetuosos con el espacio natural. Es la primera vez que este proyecto cuenta con este tipo de ayuda por parte del Ministerio. En Carrizales también trabajan en colaboración con la Fundación Global Nature, con el fin de buscar estándares de biodiversidad.

La reapertura del trasvase Tajo-Segura también ha supuesto un alivio para los agricultores deCarrizales. Juan Miguel Montaner destaca que «la llegada de nuevos aportes garantiza la producción que teníamos prevista, que era menos que el año pasado, y ahora nos podemos plantear ampliar la producción».

El año pasado los agricultores de Carrizales esperaban llegar a los 500.0000 kilos de producción, pero la sequía y la plaga de conejos impidió que la cosecha superase los 300.000 kilos. Este año la previsión es mantener las mismas cifras que el año pasado, aunque la sequía hace que los agricultores actúen con cautela durante la siembra y plantación.

La mayoría de las hectáreas, casi el 80%, se riegan a través del sistema por goteo, y sólo el 20% se sigue regando a manta, de la forma más tradicional. «Tenemos que optimizar al máximo el consumo de agua», indicaron desde Carrizales, que este año van a empezar a utilizar unos contadores para hacer uso de la concesión de agua que tienen de la Comunidad General de Riegos de Levante, lo que les va a permitir ser más eficiencia en cuanto al uso de los recursos hídricos.

La plantación del melón de Carrizales empezó hace un par de semanas y se extenderán de forma progresiva durante un mes, hasta el 15 de mayo. El objetivo de los productores es ir espaciando las plantaciones para luego tener garantizada la cosecha durante todo el verano. Los primeros frutos se recogerán en julio para abastecer mercados y supermercados de la provincia y de ciudades importantes del país, como Madrid o Valencia, entre otras muchas, donde cada vez hay más demanda de melón cultivado en Carrizales.